Menu

Frecuencia cardiaca tras el trasplante cardiaco: un nuevo marcador pronóstico... y quizá una futura diana terapéutica.

En el número actual de Revista Española de Cardiología se publican los resultados de un análisis observacional acerca del valor pronóstico y la evolución a largo plazo de la frecuencia cardiaca en los pacientes con trasplante cardiaco (TC). La principal conclusión del estudio es que la frecuencia cardiaca al año del trasplante cardiaco es un marcador pronóstico adverso que se asocia de modo independiente con una mayor incidencia de muerte y disfunción del injerto en el seguimiento a largo plazo. Del mismo modo, la tendencia creciente de la frecuencia cardiaca a lo largo de los primeros 10 años de seguimiento tras el trasplante también se correlaciona con un mayor riesgo de eventos cardiovasculares adversos. 

Los autores estudiaron de modo consecutivo 322 pacientes que recibieron un TC en un sólo centro entre 1995 y 2005 y que sobrevivieron al menos un año tras la cirugía. Tras la exclusión de 152 pacientes en los que existían condiciones asociadas que pudiesen afectar a la frecuencia cardiaca –fundamentalmente tratamiento con fármacos cronotropo-negativos–, la población del estudio quedó finalmente constituida por 170 individuos. Se determinó la frecuencia cardiaca en reposo al final del primer año como la media de todas las determinaciones de este parámetro realizadas a partir de electrocardiogramas obtenidos en situación estable durante las visitas rutinarias a consulta externa durante el cuarto trimestre tras el TC. Asimismo, se determinó la frecuencia cardiaca en reposo anualmente desde el final del primer año hasta el décimo año tras el TC.

Al final del primer año tras el TC, los valores de frecuencia cardiaca de la población estudiada se distribuían conforme a una función normal, con una media y una mediana en los 96 latidos por minuto (l.p.m) y un rango intercuartílico entre 90 y 104 l.p.m. Mediante un análisis multivariable de regresión de Cox, se observó una relación independiente y estadísticamente significativa de la frecuencia cardiaca al final del primer año tras el TC y el evento combinado principal muerte ó disfunción del injerto (HR 1.054, IC 95% 1.028-1.080); una asociación similar se observó en relación con los eventos simples mortalidad por cualquier causa (HR 1.058, IC 95% 1.030-1.087) y mortalidad por causas cardiacas (HR 1.069, IC 95% 1.026-1.113). El riesgo del evento combinado muerte ó disfunción del injerto fue aproximadamente 2 veces menor (HR 0.38, IC 95% 0.16-0.89) entre los pacientes que presentaban una frecuencia cardiaca al final del primer año en el cuartil inferior (< 90 l.p.m.) con respecto a aquéllos que presentaban este parámetro dentro del rango intercuartílico central (90-104 l.p.m.). Con respecto a esta misma categoría central de referencia, el riesgo del evento combinado principal se incrementaba unas 2 veces (HR 2.23, IC 95% 1.25-3.99) entre los pacientes con frecuencia cardiaca al final del primer año en el cuartil superior de la población estudiada (>105 l.p.m.). La tendencia evolutiva creciente de la frecuencia cardiaca en reposo a lo largo de los 10 primeros años tras el TC se asoció de modo independiente con un mayor riesgo del evento combinado principal (HR 2.86, IC 95% 1.51-5.39) y de los eventos secundarios simples muerte por cualquier causa (HR 2.10, IC 95% 1.07-4.14), muerte por causas cardiacas (HR 4.05, IC 95% 1.54-10.68) y disfunción del injerto (HR 6.84, IC 95% 2.37-19.73).

En el capítulo de Discusión, los autores proponen una serie de mecanismos fisiopatológicos que podrían explicar la potente asociación observada entre la frecuencia cardiaca en reposo y un pronóstico más adverso tras el TC. Si bien las causas de esta asociación no están claras y las hipótesis son en esencia de carácter especulativo, los resultados de este análisis resultan  consistentes con otros estudios previos de naturaleza similar. En base a la evidencia observacional acumulada acerca del adverso papel pronóstico de la frecuencia cardiaca en los receptores de TC, parece razonable plantear futuros estudios de intervención farmacológica tomando este parámetro como una diana terapéutica.

Referencia: E. Barge-Caballero et al. Significado pronóstico y evolución a largo plazo de la frecuencia cardiaca tras el trasplante cardiaco. Rev Esp Cardiol 2015; 68 (11) : 943-950. [artículo]

Autores: Eduardo Barge y Marisa Crespo

Eduardo Barge y Marisa Crespo. Frecuencia cardiaca tras el trasplante cardiaco: un nuevo marcador pronóstico... y quizá una futura diana terapéutica.

Eduardo Barge y Marisa Crespo. Frecuencia cardiaca tras el trasplante cardiaco: un nuevo marcador pronóstico... y quizá una futura diana terapéutica.
cardioprimaria.com. [ > ]; 13-06-2024
Accedido desde: https://www.cardioatrio.com/index.php?option=com_content&view=article&id=4418
el 13 Junio 2024

No puede enviar comentarios. Debe de registrarse primero.

HospitalAviso a pacientes: La información de este sitio está dirigida a médicos. Su contenido no debe ser usado para diagnosticar o tratar problema alguno por parte de personal no profesional. Si tiene o sospecha la existencia de un problema de salud, consulte a su médico de cabecera.

corazón, diabetes, angina, arritmias y cardiología

Favoritos

Cardioatrio.com es una página elaborada para prestar servicio al profesional médico con interés en las enfermedades del corazón en su práctica clínica diaria. Además de condiciones típicas de cardiología, como angina y arritmias, aborda otras condiciones relacionadas como diabetes o ictus.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies