Menu

Síndrome de QT largo adquirido autoinmune: una nueva forma de canalopatía

Los anticuerpos anti-Ro, presentes en varias enfermedades autoinmunes, prolongan el intervalo QT por reacción cruzada con el canal que regula la corriente IKr.

El síndrome de QT largo (SQTL) es una canalopatía congénita o adquirida en la que la alteración de alguna de las corrientes iónicas que regulan el potencial de acción provoca una prolongación heterogénea de la repolarización ventricular, predisponiendo a la aparición de taquiarrtimias ventriculares polimorfas (TVP-FV) potencialmente mortales. La causa más frecuente de SQTL adquirido es farmacológica en relación con el uso de fármacos que interaccionan con la subunidad α del canal de potasio que condiciona la corriente IKr, codificada por el gen HERG (cuya mutación ocasiona el SQTL congénito tipo 2). Recientemente se ha observado que los pacientes que presentan anticuerpos anti-Ro, en relación principalmente con conectivopatías autoinmunes, presentan prolongaciones del intervalo QTc por encima de los valores considerados fisiológicos con mayor frecuencia de la esperada (hasta el 58% en algunas series). Los autores del presente trabajo pretendieron estudiar la patogénesis de dicha asociación, planteando la hipótesis de que los anticuerpos anti-Ro podrían actúar sobre el canal de potasio codificado por el gen HERG (canal K-HERG).
Para ello extrajeron suero de 6 pacientes con enfermedades del tejido conectivo: tres de ellos tenían anticuerpos anti-Ro y QTc >460 mseg, y los tres restantes no tenían anticuerpos anti-Ro y su QTc era normal. Tras realizar una serie de pruebas sobre determinados cultivos celulares, sus principales hallazgos fueron los siguientes:

  1. El suero completo de los 3 pacientes con anti-Ro (+) redujo significativamente la intensidad de la corriente IKr, efecto no observado con ninguno de los tres sueros anti-Ro (-).
  2. La administración de IgG purificada conteniendo anticuerpos anti-Ro inhibió de manera importante la corriente IKr, de manera dosis-dependiente.
  3. Mediante técnicas de Western-blot observaron que la IgG purificada anti-Ro (+), pero no así la anti-Ro (-), reaccionaba con el canal K-HERG.
  4. En un paso más, obtuvieron anticuerpos anti-52Ro de uno de los pacientes y observaron que inhibían la corriente IKr, sin afectar al resto de corrientes iónicas.
  5. Por último, aunque quizás sea el experimento más “bonito” desde el punto de vista de un clínico, inmunizaron a 7 cerdos de guinea frente al antígeno Ro y observaron que la seroconversión a anti-Ro (+) se asoció con una prolongación media del intervalo QTc de 36 mseg.
  6. Finalmente, averiguaron que existe un 44% de homología entre la proteína 52Ro y la región poro de la subunidad α del canal K-HERG, siendo idénticas en el 25% de su estructura.

En base a todo ello, los autores concluyen que  los anticuerpos anti-Ro de pacientes con enfermedades autoinmunes inhiben la corriente IKr mediante una reacción cruzada con el canal K-HERG; además, el modelo animal de prolongación del QTc asociado a fenómenos autoinmunes es el primero que proporciona una fuerte evidencia acerca del papel patogénico de los anticuerpos anti-Ro. Como consecuencia de estos resultados, los propios autores proponen también que en pacientes adultos con anticuerpos anti-Ro se debería realizar un cribado rutinario mediante electrocardiograma para detectar a aquellos con QT largo que deberían evitar la utilización de fármacos que pueden aumentar su riesgo de arritmias peligrosas.
Es el primer trabajo sobre investigación básica que se comenta en estos flashes, pero su sencillez, elegancia y aplicabilidad práctica directa justifican su presencia aquí. Es curioso como ésta no es la primera relación encontrada entre anticuerpos y alteración del ritmo cardíaco, ya que existen al menos dos más. Por un lado, los propios anticuerpos anti-Ro son los causantes del bloqueo AV completo irreversible observado en recién nacidos de madres portadoras de dichos anticuerpos (asociación no descrita en adultos: de hecho, en la propia madre no aparece bloqueo AV) y, por el otro, existen estudios que relacionan la taquicardia sinusal inapropiada con la presencia en suero de anticuerpos estimuladores de los receptores adrenérgicos β (de un modo análogo a lo que ocurre en la enfermedad de Graves-Basedow con los anticuerpos estimulantes del receptor de la TSH).

Referencia: Yue Y, Castrichini M, Srivastava U, Fabris F, Shah K, Li Z, Qu Y, El-Sherif N, Zhou Z, January C, Hussain MM, Jiang XC, Sobie EA, Wahren-Herlenius M, Chahine M, Capecchi PL, Laghi-Pasini F, Lazzerini PE, Boutjdir M. Pathogenesis of the novel autoimmune-associated long-QT syndrome. Circulation 2015;132:230-240. [Pub Med] [Texto completo]

Autor: Ignacio Mosquera

Ignacio Mosquera. Síndrome de QT largo adquirido autoinmune: una nueva forma de canalopatía

Ignacio Mosquera. Síndrome de QT largo adquirido autoinmune: una nueva forma de canalopatía
cardioprimaria.com. [ > ]; 11-04-2021
Accedido desde: https://www.cardioatrio.com/index.php?option=com_content&view=article&id=4353
el 11 Abril 2021

No puede enviar comentarios. Debe de registrarse primero.

HospitalAviso a pacientes: La información de este sitio está dirigida a médicos. Su contenido no debe ser usado para diagnosticar o tratar problema alguno por parte de personal no profesional. Si tiene o sospecha la existencia de un problema de salud, consulte a su médico de cabecera.

corazón, diabetes, angina, arritmias y cardiología

Favoritos

Cardioatrio.com es una página elaborada para prestar servicio al profesional médico con interés en las enfermedades del corazón en su práctica clínica diaria. Además de condiciones típicas de cardiología, como angina y arritmias, aborda otras condiciones relacionadas como diabetes o ictus.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies