Menu

Reutilización de marcapasos, o cómo hacer de la necesidad virtud

La reutilización de marcapasos normofuncionantes explantados de cadáveres parece segura y eficaz, lo que puede ser una solución, al menos parcial, en países subdesarrollados o en vías de desarrollo para pacientes que no pueden permitirse uno nuevo por su coste.

 

En los países subdesarrollados o en vías de desarrollo hay muchos pacientes en los que no se puede implantar un marcapasos (MP), o su implante se ve demorado, simplemente porque no pueden permitirse uno debido a su coste y la ausencia de un sistema sanitario o seguro privado que se lo cubra. La reutilización de MP obtenidos de donaciones de cadáveres ha sido una solución que, sin embargo, suscita dudas sobre su seguridad. Existen diversos trabajos, todos observacionales, y un metaanálisis que sugieren que esta práctica es segura y efectiva. A pesar de ello, la legislación de varios países desarrollados dificulta o impide la reutilización de MP; la FDA estadounidense considera que hay serias dudas sobre si los MP pueden ser debidamente reesterilizados tras un primer implante por la posibilidad de que entren fluídos biológicos en las conexiones del bloque conector. La realidad es que la tasa de implante de MP por millón de habitantes en los países en vías de desarrollo es muy inferior a la de los países desarrollados y uno de los motivos posiblemente implicados sea el coste de los dispositivos. Los autores del presente trabajo analizan su experiencia con esta práctica.

Se trata de un estudio de no inferioridad, observacional, de cohortes y  ambispectivo realizado en un hospital mejicano de tercer nivel que compara dos grupos: un grupo de estudio (n=307) que incluye a los pacientes en que se implantó un MP reutilizado y un grupo control (n=296) formado por los pacientes en que se implantó un MP nuevo; todos los pacientes tenían una indicación de clase I para implante de MP según las guías vigentes en el periodo de estudio (2000-2010). Sólo se reutilizaron MP que tuvieron una vida útil estimada de la batería superior a 4 años, evaluada tras el procedimiento de reesterilización. El evento primario fue la combinación de 3 eventos individuales: depleción inesperada de la batería, infección asociada al dispositivo y disfunción del dispositivo.

No hubo diferencias clínicamente relevantes entre ambos grupos salvo el tiempo de espera entre la indicación y el implante del MP, que lógicamente fue mayor en el grupo de estudio (mediana: 4 días; RIQ; 1-8) que en el grupo control (mediana: 2 días; RIQ: 1-4; p=0.001); esto se debió a que en el grupo de estudio siempre se intentaba agotar las posibilidades de conseguir un MP nuevo antes de emplear uno reutilizado. Tras un seguimiento mediano de 4.13 años (RIQ: 2.79-5.8 años), similar en ambos grupos, se habían explantado por cualquier motivo el 17.6% de los MP del grupo de estudio y el 10.5% de los del grupo control (p=0.02), diferencia evidente sólo a partir del quinto año de seguimiento. El explante estuvo motivado por haberse alcanzado el evento primario en:

 

Grupo de estudio
(MP reutilizados)

Grupo control
(MP nuevos)

p

Evento primario

7.2%

5.5%

0.794

Depleción inesperada de batería

3.6%

1.7%

0.116

Infección MP

3.2%

3.7%

0.46

Disfunción MP

0.3% (1 caso)

0

-

No hubo diferencias tampoco entre infecciones precoces o tardías.

Los autores concluyen que la reutilización de MP es factible, segura y no inferior al uso de MP nuevos, por lo que parece una opción viable en pacientes con bradiarritmias. Se pueden hacer, entre otras, las siguientes matizaciones:

  1. La mayor tasa de explante de MP por cualquier motivo en el grupo de estudio a partir del quinto año probablemente esté en relación con la menor duración de la batería en los MP reutilizados; en seguimientos a más largo plazo, la necesidad de realizar recambios de generadores reutilizados con más frecuencia se podría asociar a una mayor frecuencia de infecciones, ya que los procedimientos repetidos son un conocido factor predisponente.
  2. No se realizó un análisis multivariado, casi obligado en estudios observacionales.

No obstante, los resultados de este estudio parecen apoyar la estrategia de reutilización de MP en países en vías de desarrollo con sistemas sanitarios sin cobertura universal. 

 

Referencia: Nava S, Morales JL, Márquez MF, Barrera F, Gómez J, Colín L, Brugada J, Iturralde P. Reuse of pacemakers. Comparison of short and long-term performance. Circulation 2013;127:1177-1183. [Pub Med] [Texto completo]

Autor: Ignacio Mosquera

Ignacio Mosquera. Reutilización de marcapasos, o cómo hacer de la necesidad virtud

Ignacio Mosquera. Reutilización de marcapasos, o cómo hacer de la necesidad virtud
cardioprimaria.com. [ > ]; 13-06-2024
Accedido desde: https://www.cardioatrio.com/index.php?option=com_content&view=article&id=4001
el 13 Junio 2024

No puede enviar comentarios. Debe de registrarse primero.

HospitalAviso a pacientes: La información de este sitio está dirigida a médicos. Su contenido no debe ser usado para diagnosticar o tratar problema alguno por parte de personal no profesional. Si tiene o sospecha la existencia de un problema de salud, consulte a su médico de cabecera.

corazón, diabetes, angina, arritmias y cardiología

Favoritos

Cardioatrio.com es una página elaborada para prestar servicio al profesional médico con interés en las enfermedades del corazón en su práctica clínica diaria. Además de condiciones típicas de cardiología, como angina y arritmias, aborda otras condiciones relacionadas como diabetes o ictus.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies